lunes, 3 de enero de 2011

Coronel Suárez, Capital Mundial De Polo

Gran Torneo Mundial De Polo Para El 30, 31 de diciembre 2010 y 2 enero 2011.






La Estancia Santa Ana anunció la realización del Gran Torneo Internacional de Polo de La Esperanza Polo Club los días 30, 31 de diciembre de 2010 y 2 de enero de 2011, un clásico de Coronel Suárez, la Capital Mundial del Polo.
En el torneo se enfrentarán 28 equipos con jugadores de Italia, Estados Unidos, Holanda, Inglaterra, Austria, Rusia y Perú.
El evento, que ha sido declarado de Interés Municipal y Provincial, promete reunir a reconocidos jugadores del Polo internacional. Se espera que los jugadores extranjeros integren diferentes equipos para reforzar la estructura del certamen que tiene como fundamento básico la diversión, la amistad y el desarrollo del Polo en el país.



Quienes deseen asistir podrán tomar los programas de alojamiento de Santa Ana, estancia ubicada en los campos de la localidad de Coronel Suárez, que habitualmente tienen programas de práctica y aprendizaje de Polo en La Esperanza Polo Club de José María Bertola.
La estancia tiene una historia totalmente ligada al desarrollo del Polo en Argentina y La Esperanza ha logrado posicionarse entre los primeros puestos de calidad internacional, tanto por su infraestructura como por el nivel de sus profesores y jugadores.
En Santa Ana se ofrece una hospitalidad familiar ligada a las más puras tradiciones de campo de la Argentina, y el polo aquí es visto precisamente como eso, como una verdadera tradición. Como en el resto de Coronel Suárez, en Santa Ana el Polo es algo de todos los días y desde siempre. Basta echarle una mirada al álbum de fotos familiar para ver a los mellizos Heguy jugando con los caballos de la estancia.
En Santa Ana no sólo se ofrecen programas de alojamiento, sino también de traslado y servicio para caballos, particularmente en las copas más importantes del calendario internacional del Polo: La Esperanza, La Copa de Patrones del Polo Club y la Copa Belgrano.
El Polo en la historia de la estancia.
En 1923 ocurrió en Coronel Suárez un acontecimiento que marcó el inicio de lo que hoy en día es el deporte nacional de Argentina: el polo. Y Santa Ana fue protagonista, poniéndose allí en el núcleo principal de la historia de esta disciplina: fue cuando la familia Amadeo y Videla de Santa Ana le ganó a La María de Garrós el primer partido de polo de competencia que se jugó en Argentina.
Luego, un miembro de la familia fundadora de Santa Ana, don Jorge Amadeo y Videla, se convirtió en el primer Presidente del Polo Club de Coronel Suárez. Jorge Amadeo y Videla trajo a esta casa también una Copa Hurlingham.
En Santa Ana hay fotos de infancia de Horacio y del siempre recordado Gonzalo Heguy jugando en la estancia, bañándose en la piscina, compartiendo momentos con los chicos de la casa. .
Hoy se puede dormir en las mismas habitaciones donde durmieron los fundadores del polo y vivir este deporte en las mejores canchas del mundo, con los jugadores de mayor nivel, habiéndose transformado en lugar más legítimo para vivir una experiencia de polo y turismo rural.
La hospitalidad de una típica estancia argentina.
Para llegar a la Estancia Santa Ana hay que bajarse de la ruta y tomar un camino de tierra que hace las veces de vena en la cual uno se introduce de lleno al universo agropecuario de Argentina, bien en la pampa gringa de la Provincia de Buenos Aires.
El paisaje está marcado por la inmensa llanura en todas las direcciones, excepto enfrente, donde la brújula señala el Sur, donde las Sierras de la Ventana desdibujan con sus estribaciones el llano horizonte de la Pampa Argentina.
Tras la tranquera aparece a la vista el Fuerte San Carlos, heredero del pasado del país que conquistó el desierto de la Patagonia. Se entiende entonces que Santa Ana es una típica estancia donde también se escribió algún capítulo de la historia de Argentina.
Con la firme intención de mantener la originalidad de la casa de familia y sin contaminarse con los tópicos más típicos de la hotelería que la de una estancia, es que los Serigós disponen de Santa Ana para el viajero.
Apenas dos habitaciones han sido recicladas para hacer de ellas dos suites que pueden adaptarse a departamentos con dos dormitorios. El resto es puramente lo que en la estancia siempre fue y será. La mesa del comedor es la de los bisabuelos, el parrillero de la cocina, el de siempre. Los sillones, la biblioteca con los originales fascículos, las arañas de las luces, los platos y cubiertos, las copas, las pinturas.
Puertas adentro, Santa Ana dispone todos y cada uno de los mimos típicos de una estancia de Argentina: la atención es propiamente de dueños que han vivido en el lugar una infancia feliz, recuerdos que motivan la apertura al público de una casa otrora sólo familiar.
La cocina de Santa Ana es netamente casera, con un servicio preparado para satisfacer todas las comidas del día.
.
Deliciosos asados, pescados frescos, pastas caseras, tortillas y muy buenos postres. Todo es una muestra de la más auténtica cocina de campo, con productos frescos de granja.
Afuera, la diversión del campo argentino.
La estancia cuenta con internet para sus huéspedes y dispone de muy buenos servicios para las actividades outdoors. La cacería, ciertamente, destaca entre todas las opciones. Esta actividad está permitida por el Gobierno de Coronel Suárez y puede ejercitarse con total libertad dentro de la misma estancia, donde hay muy buenas posibilidades de caza menor: palomas, patos, liebres, peludos, comadrejas, zorros, gato montés y perdices.
Las posibilidades de cacería mayor son ciertas, particularmente de jabalí.
Las salidas a caballo es la otra especialidad. Hay caballos disponibles pero también hay organizadas unas excelentes cabalgatas con circuitos preestablecidos y servicio de guía ideales para recorrer la serranía, observando la fauna salvaje y la flora silvestre.
Es interesante llegar a caballo a los ríos y arroyos y aprovechar las posibilidades de pesca. Hay una cabalgata a nado sumamente interesante por las partes más profundas del arroyo.
El arroyo define en buena parte lo que se puede hacer en la estancia. Los chicos tienen una actividad muy entusiasta que es la de elaborar las propias cañas para salir de pesca.
Hay un circuito histórico por la estancia donde se combina a la perfección el movimiento al aire libre y el interés cultural. También se organizan circuitos de trekking y paseos 4x4.
En las jornadas de verano, una refrescante piscina es el lugar de encuentro. Allí la vista se pierde en ensoñadores senderos que siempre estimulan una apacible caminata entre los centenarios árboles de la estancia, que han crecido allí algunos por obra de la naturaleza, otros por obra de los fundadores de principios de 1900.
Los fotógrafos encontrarán circuitos temáticos especiales para tomar imágenes de paisajes, animales y arquitectura del lugar. En el propio arroyo se han observado carpinchos y nutrias.
Los golfistas encontrarán excelentes campos de juego a 45 kilómetros a la redonda. En Sierra de la Ventana, en Coronel Suárez o Coronel Pringles.

2 comentarios:

Carla dijo...

Adoro el polo... toda mi vida viví una quinta por Pilar donde podía practicarlo seguido. Ahora me he mudado, estoy viviendo sola en un alquiler temporario en palermo soho, alguien conoce algun lugar cercano a donde esty viviendo como para que pueda practicar el deporte?
graicas

Valeria dijo...

Carla, yo estuve viviendo en un alquiler temporario en buenos aires cercano a tu zona y se que mi vecino practicaba el deporte. Te puedo averiguar! si me pasas tu mail te mando los datos.
SAludos
pd: yo tambien adoro el polo, no lo practico, pero me encanta